"Entre todos ayudamos a construir una sociedad mejor"

                     

FIRMA DEL PROTOCOLO DEL PLAN DE EMPLEO 2019 JCCM-DIPUTACION PROVINCIAL CIUDAD REAL

26 DE FEBRERO DE 2020

SEDE

Ronda de Alarcos, 28

13.002 - Ciudad Real

Teléfono: 926 92 11 49

Fax: 926 92 13 37

Email: unionsafa@hotmail.com

Aumenta el consumo de tabaco, alcohol y cannabis entre los adolescentes tras el desconfinamiento

22.10.2020 12:54

Las agresiones y los insultos hacia los padres aumentaron durante el confinamiento, según el estudio elaborado por Amalgama7 y la Fundación Portal. Más de la mitad de los progenitores considera que el clima en casa empeorará en caso de un nuevo confinamiento.

¿Cómo ha afectado la Covid-19 y el confinamiento a los adolescentes? Con esta pregunta en mente Amalgama7 y la Fundación Portal han elaborado un estudio llamado "Adolescentes, familias y Covid-19: ¿Convivencia o supervivencia?, presentado hoy de forma online.

Según las respuestas de los progenitores (1.500 madres y padres), los consumos de tabaco, alcohol y cannabis o marihuana entre adolescentes de 14 a 18 años han aumentado. Así, antes del confinamiento, fumaban un 13,4% de los adolescentes, durante el Estado de Alarma, el 14,7% y tras el desconfinamiento, un 15,4%.
En cuanto al alcohol, aunque si bien durante el confinamiento su consumo bajó al pasar del 7,8% al 7,3%, tras el desconfinamiento un 11,9% de los padres aseguró que sus hijos adolescentes beben, tal y como explica Jordi Royo Isach, director clínico de Amalgama7 y vicepresidente del Clúster de Salud Mental de Cataluña. Misma situación sucede con el cannabis: al pasar del 2,8% antes del confinamiento, al 1,3% durante y 3,2% tras la desescalada.

Reportaron también peores hábitos alimentarios de sus hijos "como no querer comer con la familia o no querer comer la misma comida", al pasar del 43% antes del confinamiento al 48,5% tras la desescalada (46,4% durante)."

Se recoge también los patrones de comportamiento de los adolescentes en relación a sus padres. Las malas respuestas durante la Covid-19 aumentaron. Así, si antes del confinamiento un 30,10% de los padres reportaba malas respuestas de sus hijos, este porcentaje aumentó al 58,30% durante el confinamiento, un porcentaje que bajó al 53,30% tras la desescalada.

Los insultos a los padres también subieron. En cuanto a las agresiones físicas a los padres, los progenitores reportaron que el 0,6% de sus hijos les agredían antes del confinamiento, un 0,9% durante y un 0,5% tras el desconfinamiento. “Tan mal lo han pasado las familias monoparentales como las que viven en pareja con sus hijos”, precisa Royo Isach.

A los progenitores también se les planteó si el clima familiar mejoraría ante un nuevo confinamiento. Más de la mitad de los padres (51,3%) cree que empeorará, sólo el 8,3% considera que mejorará y el resto (40,8%) que se mantendrá como hasta ahora. Y el 56,5% de los padres considera que en ese caso en caso de un conflicto de convivencia la función como padre sería más difícil de ejercer. En cambio, el 7% considera que le sería más fácil. El resto de padres afirma que tendría la misma dificultad que durante el primer confinamiento.