"Entre todos ayudamos a construir una sociedad mejor"

FIRMA DEL PROTOCOLO DEL PLAN DE EMPLEO 2019 JCCM-DIPUTACION PROVINCIAL CIUDAD REAL

26 DE FEBRERO DE 2020

SEDE

Ronda de Alarcos, 28

13.002 - Ciudad Real

Teléfono: 926 92 11 49

Fax: 926 92 13 37

email: unionsafa@hotmail.com

Entrevista a Azucena Martí, Delegada del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas PNSD

10.09.2020 18:54

“Una de las prioridades de la Estrategia Nacional actual es incorporar la perspectiva de género en todos los ámbitos de las drogodependencias”

Queremos empezar esta entrevista haciendo un poco de balance del camino recorrido hasta el momento. Desde la entrada en vigor en España del Plan Nacional sobre Drogas, en el año 1985, ¿Cuáles son los logros más importantes que destacaríais?

En los años 80 nos encontramos con los problemas de salud y sociales asociados al alcoholismo cuando irrumpió el problema de la heroína. Además de las consecuencias sanitarias para el propio individuo consumidor, la heroína tenía implicaciones a nivel de la salud pública, y sociales por la delincuencia asociada.

La presión social, de los familiares y profesionales, llevó a la creación de los primeros servicios de  atención a drogodependientes que, en un primer momento, eran gestionados por asociaciones y ayuntamientos. Sin embargo, esta presión llegó a las Comunidades Autónomas y, finalmente,  el consenso político creó el Plan Nacional Sobre Drogas que además de la función de coordinación que desempeña la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas, lo conforman todas la Administraciones –central, autonómica y local-, ONGs y sociedades científicas.

Entre las múltiples funciones desempeñadas durante este periodo desde su creación, destacar la Ley del Fondo de Bienes Decomisados por tráfico ilícito de drogas y otros delitos relacionados que nos permite que todos los  bienes decomisados puedan revertir en recursos para  la financiación de programas, desde prevención hasta la reinserción social. Otro logro durante estos estos años ha sido la creación del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones,  elemento indispensable que permite monitorizar las tendencias en los consumos de sustancias. En cuanto a políticas de drogas, se puso en marcha una estructura de coordinación internacional con Europa y a nivel mundial, con especial relación con América Latina. Finalmente, la coordinación a nivel interno con las Comunidades Autónomas proporciona un punto de encuentro para que todos los responsables en drogas intercambien su conocimiento, prácticas o problemáticas.

¿Qué líneas de acción del PNSD destacaríais como prioritarias en la Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024?

Una de las principales prioridades de esta estrategia es la perspectiva de género. La formación en temas de género a profesionales desde el ámbito de la prevención hasta la atención, pasando por la investigación, es esencial para poder eliminar las barreras que aún existen.

Las adicciones comportamentales es otra de las prioridades. Hemos estado trabajando para poder abordarlas cómo se hace con la adicción a las sustancias. Monitorizar demandas de tratamiento, introducirlo en las encuestas e implementar dentro de la estructura del plan como otras adicciones.

También hemos estado trabajando sobre el borrador de la Ley de Alcohol y Menores   continuando los trabajos de la anterior legislatura para incluir mejoras e iniciar la tramitación.

Hemos estado asesorando y coordinándonos con el Ministerio de Consumo en relación con el Proyecto de Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades del juego que actualmente está pendiente de la aprobación de Europa. Esta cuestión es prioritaria para nosotros ante el demostrado impacto que supone la publicidad en los consumos.

Hemos reforzado la presencia de España a nivel internacional para promover un abordaje de las drogas que las entienda cómo un problema de salud pública con el máximo respeto  los derechos humanos.

La pandemia del COVID-19 ha provocado que los últimos meses hayan sido excepcionales a muchos niveles, ¿Cómo ha afectado esto al uso de sustancias y al acceso al tratamiento de los usos problemáticos?

Desde el inicio del confinamiento comenzamos a programar y monitorizar indicadores. La colaboración entre los recursos asistenciales ha sido magnífica y ha habido una gran coordinación. Ha sido un trabajo intenso pero necesario para poder conocer el escenario y la evolución de los hechos durante este periodo tan excepcional. Por un lado, hicimos encuestas propias a través de la web como fue la de adicciones comportamentales. También colaboramos en otras como la de alcohol, la de tabaco o la de drogas ilegales. Además,  remitimos un cuestionario a las Comunidades Autónomas para monitorizar la repercusión del confinamiento en las demandas de urgencias, mortalidad y tratamiento. El análisis de todos los datos recogidos han culminado  en el informe que acaba de ser publicado que permite tener datos objetivos de la situación. Un elemento interesante en el informe que puede merecer reflexión aparece en el informe es el hecho de que las restricciones aplicadas a la publicidad del juego durante el confinamiento hayan tenido una repercusión importante en el descenso del juego online.

Otro tema que está apareciendo últimamente en la prensa es la posibilidad de una regulación del cannabis, ¿Qué impactos tendría esa posible regulación?

Nosotros siempre hemos dicho que para regular tenemos que conocer qué repercusión tiene una sustancia sobre la salud. Es necesario,  analizar la evidencia científica y los estudios de evaluación y seguimiento de los países donde ya está regulado y analizar qué consecuencias tiene para la población. Toda estos trabajos se desarrollan coordinadamente con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.