"Entre todos ayudamos a construir una sociedad mejor"

 

UNION SAFA advierte del impacto del juego en menores y reclaman atención específica para mujeres con problemas de adicción.

SEDE

Ronda de Alarcos, 28

13.002 - Ciudad Real

Teléfono: 926 92 11 49

Fax: 926 92 13 37

Email: unionsafa@hotmail.com

La demanda de ayuda para dejar las drogas vuelve a crecer después de la pandemia

23.06.2022 10:45

El consumo de cocaína ha repuntado, y el alcohol, el tabaco y el cannabis se mantienen como las drogas más normalizadas: causan el 60% de las urgencias hospitalarias relacionadas con los estupefacientes y son especialmente problemáticas en personas jóvenes. En cambio, el uso de la heroína continúa a la baja. Después de un año con información escasa sobre las adicciones en Catalunya debido al impacto del covid en el comportamiento de la población y en el acceso a los servicios sanitarios, que supusieron un freno para los tratamientos de las toxicomanías, los datos del 2021 evidencian que la demanda de ayuda para salir de una drogodependencia va reavivando progresivamente y ya se acerca a los valores prepandémicos: el año pasado se registraron 13.423 peticiones a la sesentena de centros de atención y seguimiento (CAS) habilitados en el país, un 18% más que el 2020 y una cifra muy similar pero todavía inferior a la del 2019 (14.528). Según el subdirector general de drogodependencias del departamento de Salud, Joan Colom, la principal duda es si la bajada se mantendrá o si, en cambio, se volverá a cambiar la tendencia porque la reducción solo estaba asociada a la menor sociabilización derivada del confinamiento.

Estas son las principales conclusiones del informe del Observatorio Catalán de Drogas para el 2021 de la Agencia de Salud Pública de Catalunya, una herramienta que monitoriza el consumo y el impacto sanitario y socioeconómico de las toxicomanías desde el 1990. En concreto, se vigila de cerca el comportamiento de la gente hacia el alcohol, la cocaína, el cannabis, la heroína, los fármacos con potencial de abuso, como los hipnosedantes y los opioides, y las adicciones a pantallas o ludopatías, por ejemplo. Con estos resultados, se estiman tendencias de consumo.

 

Leer el artículo completo en ara.cat