"Entre todos ayudamos a construir una sociedad mejor"

 

UNION SAFA advierte del impacto del juego en menores y reclaman atención específica para mujeres con problemas de adicción.

SEDE

Ronda de Alarcos, 28

13.002 - Ciudad Real

Teléfono: 926 92 11 49

Fax: 926 92 13 37

Email: unionsafa@hotmail.com

La industria del alcohol se moviliza para que la UE no obligue a informar a los ciudadanos de los riesgos de cáncer por su consumo

05.07.2022 11:41

Las denominaciones de origen vitivinícolas españolas se están movilizando para que Bruselas no equipare el consumo moderado del vino con el tabaco y el riesgo de contraer cáncer. En el mes de febrero, el Parlamento Europeo descartó, en una resolución de carácter no vinculante, que las botellas de vino comercializadas en la UE llevasen una etiqueta en la que se advirtiera de que su consumo conlleva el riesgo de desarrollar esta enfermedad, tal y como sucede ahora con el tabaco y el “Fumar mata”. Finalmente, el texto inicial fue dulcificado para diferenciar la ingesta de alcohol abusiva de la moderada. Fue la eurodiputada del Partido Popular, Dolors Montserrat la que lideró la redacción de cuatro enmiendas que acabaron recibiendo el apoyo mayoritario de la Cámara. Los socialistas españoles y los eurodiputados de Ciudadanos también votaron a favor de estos cambios en el texto.

A pesar de esta victoria, la eurodiputada del Partido Popular ha alertado esta semana de que la taskforce para la lucha contra el cáncer – el grupo de expertos que asesora a la Comisión Europea- está presionando para incluir una vez más esta propuesta en la revisión del reglamento Información de Comida para los Consumidores (FIC por sus siglas en inglés) a través de lo que se conoce como un acto delegado que deberá posteriormente ser aprobado tanto por las capitales europeas como por la Eurocámara. Según Montserrat, se espera que la nueva propuesta para establecer que el vino es un alimento cancerígeno sea redactada a finales de este año. Para la eurodiputada española, resulta de especial inquietud la conocida como declaración de Oslo, un documento pactado entre diferentes asociaciones contra el alcohol tras la conferencia celebrada el pasado 17 de junio y que no diferencia el consumo de vino ligado a la dieta mediterránea de la ingesta abusiva. Actualmente los Veintisiete exportan el equivalente a 14.000 millones de euros anuales a países terceros, lo que convierte al vino en el producto agroalimentario más comercializado en el exterior.

Leer el artículo completo en larazon.es