"Entre todos ayudamos a construir una sociedad mejor"

SEDE

Ronda de Alarcos, 28

13.002 - Ciudad Real

Teléfono: 926 92 11 49

Fax: 926 92 13 37

email: unionsafa@hotmail.com

Mitos falsos sobre la relación entre drogas y violaciones

14.06.2018 20:13

La coordinadora de Energy Control, Núria Calzada, ha participado en la tertulia radiofónica del programa de Betevé “La mañana de Barcelona” donde se ha analizado la relación que existe entre el consumo de drogas y las agresiones sexuales.

Calzada ha puesto luz a una cuestión espinosa y sobre la que existen muchas ideas erróneamente preconcebidas. En primer lugar ha diferenciado entre la vulnerabilidad química a las drogas, donde la persona agresora se aprovecha de una situación de debilidad de la otra que por ejemplo ha bebido más de la cuenta, y la sumisión química a las drogas, que se da cuando se ha puesto una sustancia sin el conocimiento del otro. En este sentido, Calzada ha puntualizado que la vulnerabilidad química está presente en muchos más casos que la sumisión química. A la vez, la coordinadora de Energy Control, ha dejado claro que

“la sustancia por excelencia” que genera tanto la vulnerabilidad como la sumisión de la persona agredida “es el alcohol”.

De este modo, Calzada ha reivindicado que hay que borrar la idea del consumo de drogas de violación tipo la ketamina o algunos psicofármacos como principal causante de la citada vulnerabilidad y sumisión. Además, para afrontar esta problemática, Calzada indica que

es necesario “un cambio estructural en la sociedad porque estamos ante una sociedad que condena a la mujer por haber consumido drogas y la responsabiliza de haber sido agredida cuando para los hombres el hecho de haber tomado alcohol u otras drogas es un atenuante de la agresión “.

Es decir, “partimos de una base errónea y por eso muchas mujeres no son capaces de denunciar que han sido agredidas porque la sociedad ya las culpabiliza por haber consumido alcohol”, ha añadido. Igualmente, Núria Calzada también ha recordado que a nivel de sociedad

cuando se habla de violación “todo el mundo piensa en una calle oscura a las cuatro de la madrugada y una agresión de una persona desconocida a punta de navaja”. Y si bien esto ocurre, “no es lo más habitual”.

En cambio, lo que la gente no tiene interiorizado es que “una agresión sexual puede pasar y en muchos casos pasa dentro del mismo grupo o dentro de la misma pareja o por parte de personas que has conocido una noche o que son conocidos de amigos “. Por lo tanto, “no son personas desconocidas a punta de navaja, puede pasar a tu casa y por parte de gente de tu alrededor”. Para remediar esta situación, además del cambio en la manera de pensar de la sociedad y de una modificación del marco legal que incorpore una visión femenina, Calzada ha remarcado que

las campañas de concienciación deberían dirigirse hacia la persona agresora y “nunca hacia la mujer o la persona agredida”.

Sin embargo, ha añadido que hay que empoderar a la mujer para que pueda poder frente a las situaciones que originan agresiones de diferente grado de intensidad.